Los duros comienzos de Anthony Quinn

Antonio Rodolfo Quinn Oaxaca tuvo que recorrer un largo camino desde sus orígenes hasta convertirse en la leyenda del cine ganador de dos estatuillas que conocemos.

Nació en Chihuahua (México) el 21 de Abril de 1915. Sus padres, Francisco Quinn y Manuela Oaxaca fueron soldados de la revolución mexicana y estuvieron bajo las órdenes de Pancho Villa. Al terminar la revolución los Quinn vivieron en Texas hasta que finalmente se trasladaron a Los Ángeles. Sobrevivían a duras penas y Antonio empezó a trabajar con seis años repartiendo periódicos. Cuando tenía once años su padre falleció por lo que abandonó sus estudios para mantener a su familia fregando platos, como mensajero, repartidor… Siempre mostró un gran talento para el dibujo y envió retratos a varias estrellas del cine. Solo Douglas Fairbanks le contestó y le hizo llegar un billete de diez dólares.

981476aa1197808cfc6635ceb0d2da2dA los dieciséis años se convirtió en boxeador profesional pero se retiró un año después tras recibir una paliza en un combate. Fue entonces cuando se casó con una mujer doce años mayor que él, Silvia, que insistió en que estudiara arquitectura y bellas artes.

Con 21 años su amiga Mae West abogó por él y le consiguió sus primeros papeles, entrando poco a poco pero con fuerza en el mundo del cine. Así fue como conoció a la hija del famoso director Cecil B. DeMille, Katherine y, tras divorciarse de Silvia, se casó con ella. Cecil se avergonzaba de los humildes orígenes de su yerno por lo que le prohibió invitar a su familia a la ceremonia y jamás movió un dedo por su carrera como actor.

Harto de humillaciones semejantes Anthony se propuso triunfar en el mundo del cine y, obviamente, lo consiguió. Hoy día nadie recuerda a Katherine mientras Quinn es toda una leyenda.

Sin embargo la vida de Anthony siempre fue dura incluso alcanzado el éxito; su primer hijo, Christopher, falleció ahogado en la piscina con dos años de edad.

By8-MR-25iVzx2HHmsIm_AYYOU8 A pesar de todo Anthony Quinn fue un hombre que se hizo a si mismo con esfuerzo, talento y perseverancia. Pero tambien era todo un seductor; cuenta con nada menos que doce hijos en total, frutos de Katherine, la diseñadora Yolanda Addolori, de quién se divorció cuando su amante quedó embarazada; de Friedel Dunbar a quien fue infiel con su secretaria Katherine Benvin, madre de sus tres hijos menores y quien le acompañó hasta su muerte el 3 de Junio de 2001.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: