Generación Titanic: El libro del cine de los 90

 

Juan Sanguino, el autor de este refrescante libro, define los 90 como “La última década en la que el cine comercial era bueno y el cine bueno era comercial. Una época en la que Hollywood era capaz de contar una historia tan sórdida como la de ‘Viven’ sin cortarse a la hora de enseñar personas comiendo carne humana, pero a la vez convertirla en una inspiradora historia sobre la superación, la amistad y la gente buena, protagonizada por americanos rubios interpretando a argentinos. Aquel cine estuvo marcado por las dos legislaturas de Bill Clinton, un presidente que reconocía haber fumado marihuana en la universidad, pero sin tragarse el humo”. Y es que los noventa es la década en la que nos creíamos unos malotes aunque en el fondo irradiábamos inocencia. Con cierta inocencia aún, podíamos tragarnos cualquier cosa; adolescentes de treinta años, ladrones torturados por un crío o un padre disfrazado de señora afable al que no reconocen sus propios hijos.

Sanguino analiza a través de 32 películas (clásicos ya para muchos de nosotros) el cine de la última década del siglo XX. La influencia y la huella que ha dejado para el cine actual. La sociedad que se encontró y como la influenció a través de historias en su mayoría humanas, familiares e idílicas pero, sobretodo, muy americanas.

Porque los noventa fue cuando en España nos alcanzó de pleno el sueño americano tras la década de los 80 en la que aún nos estábamos definiendo como sociedad; esas series de televisión denominadas comedias de situación (ahora sitcom para los entendidos enterados) que nos mostraban apartamentos neoyorkinos ideales o casas enormes de ensueño con jardín delante, porche con columpio, jardín detrás, garaje y sótano. Casas al alcance de un policía y una ama de casa como los Winslow. Familias como los Tanner; rubios, sonrientes y perfectos que se adoraban unos a otros excepto durante los seis minutos de conflicto en un capítulo de menos de media hora. Nos mostraban graduaciones, reinas del baile, Beverly Hills, malvados siempre extranjeros (es decir, nunca americanos), los primeros vampiros seductores y juicios, muchos juicios. Y, por supuesto, esos adorables chicos malotes pero blanditos cuando les tocan la patata como el rockero tio Jesse, el millonario que se enamora de la prostituta o el mítico Dylan McKay (que hoy sería un maltratador psicológico sin más).

En los 90 podíamos soñar con trabajos de maletín, cardados imposibles, millonarios que rescatan prostitutas, fantasmas que no van al cielo por protegerte y un parque de atracciones con dinosaurios.

Porque en los 90 podíamos respirar tranquilos mientras nos protegían Sylvester, Arnold, Van Damme, Indiana Jones o el antiheroe por excelencia John McClane. Quizá Meg Ryan o Julia Roberts llamaran a nuestra puerta con una tarta para darnos la bienvenida al vecindario. Toda la maldad del mundo se resumía en cuatro terroristas locos de algún lejano país, los malos de Disney (la mejor década de Disney, por cierto) y algún secundario envidioso rápidamente eliminado por el protagonista.

Pero no solo vas a poder embarcarte de nuevo en esta década y flotar en su algodonado sueño si no que conocerás también curiosidades de históricas como Ghost, Forrest Gump, Eduardo Manostijeras, Entrevista con el vampiro, Algunos hombres buenos, Cadena perpetua o El fugitivo. Descubrirás porque Pretty woman reinventó la comedia romántica o porque Showgirls y Reality Bites son más apreciadas ahora que cuando las conocimos.

Lo mejor que puedes hacer es tomar asiento, respirar hondo y dejarte llevar por el camino que nos marca Juan Sanguino, forofo de los videoclubs, colaborador de varias revistas y defensor del cine de los noventa. Hay una generación en especial (los nacidos en los ochenta, muy mimados desde ‘Yo tambien fui a EGB’) que disfrutará de este libro como el crío que era. Para las demás generaciones, puede ser el comienzo de algo realmente hermoso.

 

PUEDES COMPRARLO AQUÍ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: