5 razones para enamorarte de Everwood

  Everwood fue aclamada por el público, considerada la mejor serie familiar durante sus cuatro años de emisión. Nació en 2002 de la mano del guionista, productor y director Greg Berlanti.

  En España fue algo maltratada por la televisión pública. Emitida intermitentemente entre La 1 y Clan. Podíamos verla en las peores franjas horarias de la parrilla (la sobremesa y de madrugada). Seguirla resultó toda una hazaña para el espectador que, muy probablemente, se rindió en el camino.

  Everwood es un pequeño pueblo de montaña ficticio, situado en Colorado. Un renombrado neurocirujano de Nueva York, el doctor Andy Brown (Treat Williams), decide trasladarse allí tras la repentina muerte de su esposa. Llega acompañado de sus dos hijos; Delia (Vivien Cardone), una niña que adora a su padre y Ephram (Gregory Smith), un adolescente con el que Andy tendrá que lidiar. Con un guión sencillo aunque ácido, unos personajes maravillosos y el sencillo mensaje de que el amor es esencial en la eterna búsqueda de la felicidad, esta serie nos enamoró.

  Hoy la recuperamos para rendirle el homenaje que se merece. Vamos a darte cinco buenos motivos por los que, aún hoy, merece una oportunidad y todo nuestro amor. Porque Everwood es eso; amor en todas sus facetas posibles.

  1. Porque adoramos las series familiares: Distintas plataformas nos bombardean con series dignas competidoras de cualquier película. Pero una serie no es nada si no nos provoca alguna emoción o sentimiento. En eso, las series familiares son expertas, por eso las adoramos. Everwood es una serie familiar aunque compleja. Tierna y cruda a la vez, nos habla desde el corazón de temas tan comunes como el duelo por un ser querido, la pérdida de fe en uno mismo, el paso de la niñez a la adolescencia, el coqueteo con las drogas o el alcohol, embarazos no deseados… ¿Crees que son tramas demasiado recurrentes? Puede. Pero nadie las trata como los habitantes de este pintoresco pueblo. No te dejará el corazón indiferente.

  2. Por sus protagonistas: Los Brown te enamorarán desde el principio. Delia, la niña inocente que adora a su padre. Ephram, el adolescente prodigio, sarcástico e introvertido. Y Andy Brown, el neurocirujano neoyorkino que se trasladó a un pequeño pueblo nevado para montar una consulta gratuita de medicina general. Sin embargo los Brown no son los únicos protagonistas. Otra familia, los Abbott, van tomando protagonismo poco a poco. Harold Abbott (Tom Amandes), el otro médico del pueblo, no recibirá a Andy con los brazos abiertos. Su abnegada esposa Rose (Merrilyn Gann) es la alcaldesa de Everwood querida por todos. Sus hijos Bright (un jovencísimo Chris Pratt), es el deportista seductor. Y, por último, Amy (la maravillosa Emily VanCamp), la chica adolescente que buscará al doctor para que ayude a su novio en coma tras un accidente de coche.

  3. Por sus secundarios: A la consulta de Andy acudirán todo tipo de casos; un reverendo que pierde la vista, una adolescente con implantes de pecho o un chico tartamudo que quiere declararse al amor de su vida. Pero ademas, los Brown y los Abbot están arropados por unos secundarios a los que será imposible no coger cariño: Nina, la paciente vecina de Andy. Edna la enfermera del doctor Brown y su esposo Irv, el conductor del autobús de la escuela. Y Madison, la niñera que pondrá patas arriba el hogar de los Brown.

  4. Por sus lecciones. Irv es quien nos contará la historia de Everwood. Nos dejará una pequeña reflexión en cada capítulo. Pero el guión está repleto de buenas lecciones y bellas reflexiones como “En mi experiencia cuando un padre y un hijo no se llevan bien es porque lo tienen todo en común” o “Hay tantas versiones de una historia como pares de ojos”. Así que abre tu corazón y déjate llevar.

  5. Por su crudeza. En Everwood no todo es de color de rosa. No todos recibirán a los Brown con los brazos abiertos. No esperes un final feliz para todos pues Everwood es como la vida misma; en ocasiones se gana y otras se pierde. Uno de los puntos más destacables es la relación entre padres e hijos, nunca sencilla. Especialmente la del doctor y su hijo Ephram quien no aceptará el nuevo papel de padre sacrificado que Andy se esfuerza en adoptar tras la muerte de su esposa.

  Si estos motivos no son suficientes para amar Everwood te diré que eches un vistazo a su introducción y tendrás una idea de lo que vas a ver.

Intro Everwood

  Estamos en la era de las series. Podemos disfrutar de grandes batallas, dragones, zombies o adorar asesinos en serie o atracadores. Sin embargo y pese a la calidad visual que todas suelen mostrar, no por ello tenemos la seguridad de que dejarán huella en nuestros corazones. Everwood puede prometer eso y más, mucho más. Porque nadie dijo que las series de hoy fueran las mejores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: