Mario Casas el bello

Mario es el tipo de actor que despierta tantos retractores como corazones encendidos. Sea como sea, es conocido por todos. Desde hace unos pocos años da la impresión de que no hay proyecto importante en el que no esté Mario implicado.

Actor desde muy joven, Mario había aparecido en algunos anuncios televisivos y en las series Obsesión y SMS cuando Antonio Banderas decidió dirigirle en El camino de los ingleses donde, juntos, conquistaron a la crítica.

Enseguida llovieron buenos trabajos y el público empezó a reconocerle gracias a Fuga de cerebros y, especialmente, por su papel en la serie Los hombres de Paco donde, pese a que apareció para crear discordia entre la pareja del momento, Lucas y Sara, consiguió llegar más allá y enamorar con su amplia sonrisa socarrona incluso a las más reticentes.

Y entonces llegó Hache. A tres metros sobre el cielo fue la confirmación del encasillamiento de Casas. Toda adolescente española buscaba un hueco en la pared de su cuarto para colocar al actor sin camiseta, mirando a cámara de modo seductor. Una 58d28db87be4f.r_1490193865013.0-151-1463-976moto, una cazadora de cuero y muchos planos de sus bíceps fue más que suficiente para encandilar no solo a las más jóvenes, si no a un leal ejercito de apoyo que le seguiría hasta la serie El barco, siendo probablemente el principal motivo de su éxito momentáneo. Mario no parece incómodo en absoluto en este tipo de papeles de seductor malote pero sensible tan explotado ya, pero hoy día podemos percibir sus esfuerzos para ser tomado en serio.

Con el tiempo llegaron Grupo 7, Ismael, La mula, Palmeras en la nieve… En 20015 el mismísimo Álex de la Iglesia confió en él para el papel de Adanne en Mi gran noche. Tan satisfecho quedó el director que dos años después formó parte del elenco coral protagonista de El bar, donde el esfuerzo por salir de cierto tipo de papeles queda más que latente.

Mario Casas ha compartido cartel con grandes figuras del cine como Lluís Tosar, Antonio Banderas, Gabriel Byrne, Luís Callejo o Terele Pávez cumpliendo, al menos, con las expectatuvas que teníamos puestas en él. De momento Mario no solo no nos ha decepcionado, si no que debemos admitir que nos ha impresionado en alguna ocasión. Como, hace ya muchos años, nos sorprendió un Pitt, un Depp, un Banderas o un DiCaprio que, tras años de esfuerzo, consiguieron caerse de los pósters y carpetas de las adolescentes para demostrar que, como todos sospechábamos ya, también sabían actuar.

A finales de 2017 Mario publicó en sus redes sociales una foto que parece el intento finalMario-Casas de ser tomado en serio; su demacrado aspecto para el rodaje de El fotógrafo de Mathausen, un film de Mar Targarona. Con fecha de estreno en Octubre de 2018, cuenta la historia de Francesc Boix, un fotógrafo catalán testigo del holocausto nazi. Parece que, como se somete a un radical cambio físico, espera convencer a los dudosos a los que aún les eclipsa su escultural abdomen como antaño hicieron estrellas como Christian Bale, Adrien Brody o Matthew McConaughey

Hoy, fecha en la que cumple treinta y dos años, queremos aprovechar para hacer nuestra apuesta por él seguros de que, poco a poco, Mario Casas nos dejará con la boca abierta. Porque no es fácil ser un actor respetado con esa cara y ese cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: